Lugares de Mexico
 
 


San Luis Tehuiloyocan

La Casa del Diablo de San Luis Tehuiloyocan
(Estado de Puebla)

Cerca de Cholula, en el pueblo de San Luis Tehuiloyocan, existe una antigua y extraña casa, conocida como la Casa del Diablo.

San Luis Tehuiloyocan es un pueblo de menos de 4000 habitantes, que se mantiene al margen de la modernización. Sus casas, desparramadas en el campo alrededor de la parroquia de San Luis Obispo, son de tipo tradicional: espacios habitacionales y funcionales construidos en torno a un gran patio cuadrado.

La mayoría de los habitantes de este apacible pueblo se dedican todavía al cultivo del maíz, del fríjol y de las verduras.
Resulta difícil imaginar lo que pudo atraer al diablo en persona en este remoto lugar hace varios siglos. Para saberlo, visitamos la casa conocida como Casa del Diablo.

Se encuentra en un callejón que da a la calle de entrada al pueblo, a unos 100 metros de la plaza principal. Es una gran casa colonial del siglo XVIII que fue dividida en dos en algún momento de su historia. Se entra por su portón original, situado en la parte izquierda de la fachada principal. Otro portón más reciente ha sido abierto del lado derecho para permitir el acceso a la otra parte de la casa donde actualmente vive una familia.

El portón da a un elegante zaguán que conserva su decoración colonial -conchas veneras arriba de la puerta, pilares decorados y arco lobulado- el cual comunica al patio. Frente al zaguán, del otro lado de un amplio patio vacío, con excepción de un pozo casi pegado a la pared que divide la casa, se encuentra un extraño edificio cuya fachada está totalmente recubierta de dibujos hechos según la técnica popular de “piedras rejoneadas”: pequeñas piedras volcánicas negras que se insertan en el revoque de la pared.

Los dibujos están organizados según una gran escenografía: una cortina que parece de teatro corre a todo lo largo de la parte superior de la fachada mientras que su parte inferior está decorada con un friso compuesto de diversos personajes. Del lado derecho de la puerta, aparece una inscripción de dedicación de la casa a la Virgen María y la fecha de 1776.

Los dibujos de la parte intermedia se ordenan en torno a las dos ventanas dispuestas simétricamente de cada lado de la puerta de entrada al edificio. Del lado derecho, el artista dibujó sin ningún orden aparente los símbolos de la pasión: la corona de espinas, el gallo, el paño de la Verónica con el rostro de Cristo, la escalera, las pinzas, etc.

Del lado izquierdo, los dibujos son más confusos y menos fáciles de interpretar: el más grande representa un barco con varios personajes a bordo (¿Llegada de los españoles a México?). También aparece un tlachiquero con su acocote, cargando unas pencas de maguey en la espalda, así como unas jarras y unos vasos que bien podrían ser pulqueros.

Arriba de la puerta, están los clásicos temas indígenas del sol y la luna, un águila bicéfala, unos templos y unos floreros. Los dibujos más interesantes, y los más polémicos, los que han dado su nombre a la casa, son los dibujos que se encuentran de cada lado de la puerta: unos monos alegres y burlones que llevan gorros eclesiásticos rematados con una cruz. Hacen frente a unas mesas, en las cuales se encuentran recipientes con un contenido difícil de identificar.

Según el historiador José Antonio Terán Bonilla(1), los monos representan al demonio, y las mesas son “unos altares sobre los que hay un recipiente en llamas, todo ello hace pensar que se trata de algún ritual (….) el ritual parodiado iría dirigido a Satanás, pudiéndose tratar de una misa negra”.

El interior del edificio ha sido remodelado, pero subsisten las elegantes conchas veneras que rematan las dos ventanas -las dos tienen una cara de ángel en su parte superior- y una parte de la techumbre con vigas. En algunas de éstas, está inscrita en latín y de manera invertida el Magnificat: para leerlo, es necesario usar un espejo. Según Terán Bonilla, esta inversión fue hecha de manera intencional por “un profesional de la magia”.

No se encontraron documentos que permitan identificar quiénes fueron los dueños de esta casa y por lo tanto, el uso que le ha sido asignado a ésta en el transcurso del tiempo. Nos gustaría imaginar que nos encontramos en la residencia -o una de las residencias- del Diablo en este planeta, sin embargo ciertos elementos hacen dudar de esta interpretación.


Los dibujos de piedras en las paredes de los edificios son comunes en la época colonial en todo el territorio de la Nueva España: entre muchos ejemplos, podemos citar los de la vecina iglesia de Tlalmanalco o del Templo Parroquial de Pinos, en el Estado de Zacatecas.
Click aquí para ver todas las fotografías
Bookmark and Share Mapa de San Luis Tehuiloyocan Traza tu Ruta Comentario a Lugares de México

Hacer dibujos en las paredes era una costumbre de los albañiles(2) tolerada por la sociedad de la época ya que los dibujos, la mayoría de las veces irreverentes, estaban recubiertos por revoque, cal u otro revestimiento. Esta práctica encuadra perfectamente con lo que se sabe de la mentalidad indígena de la época y su inclinación hacía lo oculto y lo escondido.

En cuanto a la interpretación de estos dibujos, es cierto que el mono representa tradicionalmente al demonio; sin embargo, en los platos dibujados frente a ellos, se pueden ver cajetes de pulque con su espuma, al estilo de los códices prehispánicos. San Luis Tehuiloyocan se encuentra en una zona de producción de pulque, y varios de los dibujos de la fachada aluden a esta actividad. Por lo tanto, se podría interpretar a los monos burlones como símbolos de la embriaguez, y su disposición de un lado y otro de la puerta, como parodia de la heráldica española.

Las letras invertidas de las vigas se podrían explicar sencillamente por el analfabetismo del artesano que las escribió.

En fin, se puede observar que la “Casa del Diablo” está situada en el mero centro del pueblo, entre sus dos templos: el de San Luis Obispo y el del Salvador. Desde este último, edificado en lo alto de lo que fue una pirámide, se tiene una excelente vista sobre la casa y su patio: difícil imaginar que las autoridades eclesiásticas y la todopoderosa Inquisición de la época no hubieran puesto fin a rituales diabólicos que se desarrollaban frente a sus ojos. Sin embargo, hasta que se encuentren documentos históricos, no se puede descartar ninguna hipótesis y podemos dejar que vuele la imaginación.

Desde hace poco tiempo, la “Casa del Diablo” ha sido transformada en Casa de la Cultura de San Luis Tehuiloyocan y recibe a estudiosos y turistas que vienen a descubrir su extraña decoración. Por nuestra parte, no hemos percibido en este lugar ninguna atmósfera extraña, tampoco hemos detectado olores a azufre u otras manifestaciones asociadas tradicionalmente a la presencia del demonio...

Lo que si hemos encontrado es una elegante casa de arquitectura típica del siglo XVIII, con unos interesantes y simpáticos dibujos, manifestación de la cultura indígena de la época colonial, que nos transmiten a través de los siglos la risa de los albañiles que la edificaron.

Cómo llegar:

-En automóvil particular: Tomar la autopista México - Puebla, salir en “La Vista” y seguir hasta Cholula. En frente del Zócalo, tomar a la izquierda en dirección de Tonanzintla. San Luis Tehuiloyocan se encuentra a unos 5 Km de Cholula.

-En transporte público: Existen camiones entre Cholula y San Luis Tehuiloyocan.

Dónde comer y dormir:
La ciudad de Cholula cuenta con todos los servicios.

Cómo visitar la ex - Casa del Diablo, hoy Casa de la Cultura del pueblo:
Está abierta de lunes a viernes de 11:00 a 20:00 sábados de 11:00 a 16:00 y domingos de 10:00 a 14:00. Tel: 01(222) 289-6755 Su responsable es el Señor Marcos Tello Cruz.

Referencia:
(1) La Guarida del Diablo, José Antonio Terán Bonilla. Tercera edición 2013.

(2)
Ver Herberts Nickel: “Las figuritas de los albañiles” (sobre la ex-hacienda Tamariz de Tlaxcala).

Secretaría de Turismo de Puebla
Universidad de la Rioja
Ayuntamiento de San Andrés Cholula

Texto Anne Bonnefoy
Fotografía Anne Bonnefoy

Todos los Derechos Reservados © 2007-2014
Última actualización de información: Octubre 20013

Norogachi Tihosuco
Descubre nuevos destinos / Donativos / Quiénes somos / Contacto / Códigos de ética del viajero / Enlaces

Terminos, Condiciones y Privacidad. Todos los Derechos Reservados Lugares de México. 2014 ©
Este sitio se ve mejor con el navegador Safari